Facebook Twitter Google +1     Admin

MENSAJE DE OBISPO DE ALMERÍA PARA LA CUARESMA 2018

20180216184014-indice.png

Queridos cofrades y diocesanos:

Con la Cuaresma hemos comenzado la andadura que nos conduce a la Semana Santa y a la celebración del Triduo pascual, centro del culto cristiano. El tiempo cuaresmal es un tiempo de preparación de la conmemoración de los misterios de nuestra salvación, a cuya consumación en la vida eterna nos encaminamos participando ya, en nuestro caminar de peregrinos, mediante la celebración sacramental de aquello que esperamos alcanzar. La plena participación en la resurrección y gloria del Señor. Por esto mismo, la Cuaresma es un tiempo propicio al examen de nuestra situación ante Dios, un tiempo para preguntarnos por el alcance espiritual de la Semana Santa, a la cual nos dispone la Cuaresma.

Es muy comprensible la ilusión, no sin desasosiego en determinados momentos, con la que los cofrades afrontan el recorrido cuaresmal, después de haber esperado con el corazón puesto en la salida procesional que a cada hermandad corresponde en la semana grande de la fe. La inquietud asalta muchos corazones devotos de la pasión y cruz del Señor, que esperan ver representada para instrucción de los fieles, para su mejor acercamiento al enorme sufrimiento que padeció el Redentor por amor al mundo; y para el acompañamiento espiritual de la Madre Dolorosa, que los cofrades desean consolar correspondiendo al amor de la Virgen con el suyo.

Mas, ¿de qué devoción se trata? Sin duda, es devoción sostenida por los sentimientos sinceros de quien se conmueve ante la representación de la pasión de Cristo y el dolor de la Virgen María. La pregunta que de ello se sigue reza como sigue: ¿en qué medida esta empatía con el drama del Calvario transforma la propia vida y la ajena? Cuando uno piensa en los cientos de cofrades que practican su fe un solo día, o unos cuantos días al año, y que acuden al reclamo de la “pulsión” de una religiosidad sentida, pero insuficientemente conocida en sus contenidos y real experiencia de fe, poco reflexionada y no bien acogida, una fe débil que no deja marca alguna en el sujeto que dice profesarla. Una fe a la que le ha faltado catequesis, que no ha sido suficientemente informada y formada, una fe de la cual no es capaz de dar razón el que se dice creyente, pero no ha comprendido que la fe excluye lo absurdo y nada tiene que ver con el mito. El cristianismo es una religión fundada en acontecimientos históricos de significado trascendente.

La Cuaresma es un buen momento para que hermandades y cofradías retomen su propósito de implantar la necesaria formación cristiana, para cuantos piden formar parte de ellas. Es el tiempo para activar el curso cofrade, que cada año ha de contar con un programa de formación, al que los cofrades se obliguen a seguir con disciplinada voluntad de trabajar los temas; de recorrerlo a modo de un catecumenado de adultos, proponiéndose dar los pasos que han de conducir a la gozosa experiencia pascual vivida cada Semana Santa. Todo ello siempre al ritmo litúrgico de la celebración del misterio pascual.

La Cuaresma es asimismo el tiempo propicio para contrastar la propia vida con las exigencias de una fe que, además de pensada, es fe celebrada. Tiempo fuerte, entonces, para celebrar bien, lo cual no es fácil de lograr sin la conciencia de que la Cuaresma tiene su propio significado sacramental. Lo dice con entera claridad el Directorio sobre la piedad popular y la liturgia, al afirmar que, en el ámbito de la piedad popular, con demasiada frecuencia «no se han asimilado algunos de los grandes valores y temas, como la relación entre el “sacramento de los cuarenta días” y los sacramentos de la iniciación cristiana, o el misterio del “éxodo”, presente a lo largo de todo el tiempo cuaresmal» (Congregación para el Culto divino y la Disciplina de los sacramentos, Directorio, n. 124).

La Cuaresma tiene el carácter sacramental que le da ser evocación, vivencia y, en definitiva, memorial de una experiencia de purificación y marcha hacia la libertad durante los cuarenta años de travesía, contados a partir del éxodo, de la salida de los israelitas de Egipto camino de la tierra prometida. Una travesía que Jesús recapituló en sí mismo en los cuarenta días en los cuales «Jesús fue llevado por el Espíritu al desierto para ser tentado por el diablo» (Mt 4,1), para darnos ejemplo de cómo vencer nuestras tentaciones. Con tal fin fue tentado Jesús y la crónica evangélica nos lo presenta venciendo las tentaciones en que le pusieron el hambre a causa del ayuno, el poder por causa de la maliciosa insinuación que el demonio le proponía de hacerse dueño del mundo, si de rodillas le adoraba; y finalmente, por causa de sugestiva de sí mismo dejándose ver como espectáculo de infinita vanidad, algo que tanto subyuga a los humanos.

Sin la palabra de Dios, comprendida y asimilada; sin la gracia sacramental, de la que vivimos, como cristianos que se nutren de la salvación traída por Cristo; sin disciplina de la voluntad para vivir conforme a la fe profesada, con la ayuda de Dios y de su gracia, que nunca permite que seamos tentados por encima de nuestras fuerzas, no podremos lograrlo. No desaprovechemos la Cuaresma, un tiempo privilegiado para instruirse en la fe, avanzar en el conocimiento de la palabra de Dios y celebrar la salvación: preparándonos para recibir y recibiendo los sacramentos que comunican la gracia y regeneran nuestra existencia, haciéndonos receptores del anticipo de vida eterna que es la gracia sacramental. El tiempo cuaresmal es un tiempo para reflexionar sobre cada uno de los compromisos que lleva consigo ser cofrade y, dicho sencillamente, para responder al test de evaluación de la propia fe y práctica religiosa con la que nos proponemos celebrar la Semana Santa.

En los estatutos de las hermandades y cofradías está reglada en artículos la necesidad de formación en la fe y coherencia entre fe profesada y fe vivida. No basta pagar la cuota de hermano y estar al día en los pagos, hay que adquirir aquel conocimiento de la fe que es conocimiento de Dios y de Cristo. Hay que estar al día en la fe que nos hace miembros de la Iglesia, pues se es cristianos para poder ser cofrade. 

Es la condición eclesial de la fe la que da derecho a la pertenencia cofrade a las asociaciones de fieles que son las hermandades y cofradías, las cuales conceden a sus miembros el derecho a votar para decidir y tomar parte en las actuaciones cofrades que cada año programan y tienen su más conocida expresión en la Semana Santa, pero son programa de todo el año pastoral; y tienen variadas expresiones, que van del culto a la caridad y de la formación a la cultura. Entre ellas, la participación en los desfiles penitenciales que de hecho son las procesiones de Semana Santa, en las cuales la figura humana de cada cofrade desaparece velada por el hábito que oculta la personalidad del penitente, para que se transmita el testimonio no quién hace penitencia, sino de la necesidad de la penitencia en sí misma como respuesta al inmenso amor de Cristo Redentor y du su santísima Madre.

Con mi afecto y bendición

Almería, a 14 de febrero de 2018

Miércoles de Ceniza

                  + Adolfo González Montes

                       Obispo de Almería

16/02/2018 18:40 Paso Celeste Semana Santa 2018 No hay comentarios. Comentar.

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO PARA LA CUARESMA 2018

20180216183537-stemma-papa-francesco.jpg

«Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (Mt 24,12)

Queridos hermanos y hermanas:

            Una vez más nos sale al encuentro la Pascua del Señor. Para prepararnos a recibirla, la Providencia de Dios nos ofrece cada año la Cuaresma, «signo sacramental de nuestra conversión»,[1] que anuncia y realiza la posibilidad de volver al Señor con todo el corazón y con toda la vida.

            Como todos los años, con este mensaje deseo ayudar a toda la Iglesia a vivir con gozo y con verdad este tiempo de gracia; y lo hago inspirándome en una expresión de Jesús en el Evangelio de Mateo: «Al crecer la maldad, se enfriará el amor en la mayoría» (24,12).

            Esta frase se encuentra en el discurso que habla del fin de los tiempos y que está ambientado en Jerusalén, en el Monte de los Olivos, precisamente allí donde tendrá comienzo la pasión del Señor. Jesús, respondiendo a una pregunta de sus discípulos, anuncia una gran tribulación y describe la situación en la que podría encontrarse la comunidad de los fieles: frente a acontecimientos dolorosos, algunos falsos profetas engañarán a mucha gente hasta amenazar con apagar la caridad en los corazones, que es el centro de todo el Evangelio.

Los falsos profetas

            Escuchemos este pasaje y preguntémonos: ¿qué formas asumen los falsos profetas?

            Son como «encantadores de serpientes», o sea, se aprovechan de las emociones humanas para esclavizar a las personas y llevarlas adonde ellos quieren. Cuántos hijos de Dios se dejan fascinar por las lisonjas de un placer momentáneo, al que se le confunde con la felicidad. Cuántos hombres y mujeres viven como encantados por la ilusión del dinero, que los hace en realidad esclavos del lucro o de intereses mezquinos. Cuántos viven pensando que se bastan a sí mismos y caen presa de la soledad.

            Otros falsos profetas son esos «charlatanes» que ofrecen soluciones sencillas e inmediatas para los sufrimientos, remedios que sin embargo resultan ser completamente inútiles: cuántos son los jóvenes a los que se les ofrece el falso remedio de la droga, de unas relaciones de «usar y tirar», de ganancias fáciles pero deshonestas. Cuántos se dejan cautivar por una vida completamente virtual, en que las relaciones parecen más sencillas y rápidas pero que después resultan dramáticamente sin sentido. Estos estafadores no sólo ofrecen cosas sin valor sino que quitan lo más valioso, como la dignidad, la libertad y la capacidad de amar. Es el engaño de la vanidad, que nos lleva a pavonearnos… haciéndonos caer en el ridículo; y el ridículo no tiene vuelta atrás. No es una sorpresa: desde siempre el demonio, que es «mentiroso y padre de la mentira» (Jn 8,44), presenta el mal como bien y lo falso como verdadero, para confundir el corazón del hombre. Cada uno de nosotros, por tanto, está llamado a discernir y a examinar en su corazón si se siente amenazado por las mentiras de estos falsos profetas. Tenemos que aprender a no quedarnos en un nivel inmediato, superficial, sino a reconocer qué cosas son las que dejan en nuestro interior una huella buena y más duradera, porque vienen de Dios y ciertamente sirven para nuestro bien.

Un corazón frío

            Dante Alighieri, en su descripción del infierno, se imagina al diablo sentado en un trono de hielo;[2] su morada es el hielo del amor extinguido. Preguntémonos entonces: ¿cómo se enfría en nosotros la caridad? ¿Cuáles son las señales que nos indican que el amor corre el riesgo de apagarse en nosotros?

            Lo que apaga la caridad es ante todo la avidez por el dinero, «raíz de todos los males» (1 Tm 6,10); a esta le sigue el rechazo de Dios y, por tanto, el no querer buscar consuelo en él, prefiriendo quedarnos con nuestra desolación antes que sentirnos confortados por su Palabra y sus Sacramentos.[3] Todo esto se transforma en violencia que se dirige contra aquellos que consideramos una amenaza para nuestras «certezas»: el niño por nacer, el anciano enfermo, el huésped de paso, el extranjero, así como el prójimo que no corresponde a nuestras expectativas.

            También la creación es un testigo silencioso de este enfriamiento de la caridad: la tierra está envenenada a causa de los desechos arrojados por negligencia e interés; los mares, también contaminados, tienen que recubrir por desgracia los restos de tantos náufragos de las migraciones forzadas; los cielos —que en el designio de Dios cantan su gloria— se ven surcados por máquinas que hacen llover instrumentos de muerte.

            El amor se enfría también en nuestras comunidades: en la Exhortación apostólica Evangelii gaudium traté de describir las señales más evidentes de esta falta de amor. estas son: la acedia egoísta, el pesimismo estéril, la tentación de aislarse y de entablar continuas guerras fratricidas, la mentalidad mundana que induce a ocuparse sólo de lo aparente, disminuyendo de este modo el entusiasmo misionero.[4]

¿Qué podemos hacer?

            Si vemos dentro de nosotros y a nuestro alrededor los signos que antes he descrito, la Iglesia, nuestra madre y maestra, además de la medicina a veces amarga de la verdad, nos ofrece en este tiempo de Cuaresma el dulce remedio de la oración, la limosna y el ayuno.

            El hecho de dedicar más tiempo a la oración hace que nuestro corazón descubra las mentiras secretas con las cuales nos engañamos a nosotros mismos,[5] para buscar finalmente el consuelo en Dios. Él es nuestro Padre y desea para nosotros la vida.

            El ejercicio de la limosna nos libera de la avidez y nos ayuda a descubrir que el otro es mi hermano: nunca lo que tengo es sólo mío. Cuánto desearía que la limosna se convirtiera para todos en un auténtico estilo de vida. Al igual que, como cristianos, me gustaría que siguiésemos el ejemplo de los Apóstoles y viésemos en la posibilidad de compartir nuestros bienes con los demás un testimonio concreto de la comunión que vivimos en la Iglesia. A este propósito hago mía la exhortación de san Pablo, cuando invitaba a los corintios a participar en la colecta para la comunidad de Jerusalén: «Os conviene» (2 Co 8,10). Esto vale especialmente en Cuaresma, un tiempo en el que muchos organismos realizan colectas en favor de iglesias y poblaciones que pasan por dificultades. Y cuánto querría que también en nuestras relaciones cotidianas, ante cada hermano que nos pide ayuda, pensáramos que se trata de una llamada de la divina Providencia: cada limosna es una ocasión para participar en la Providencia de Dios hacia sus hijos; y si él hoy se sirve de mí para ayudar a un hermano, ¿no va a proveer también mañana a mis necesidades, él, que no se deja ganar por nadie en generosidad?[6]

            El ayuno, por último, debilita nuestra violencia, nos desarma, y constituye una importante ocasión para crecer. Por una parte, nos permite experimentar lo que sienten aquellos que carecen de lo indispensable y conocen el aguijón del hambre; por otra, expresa la condición de nuestro espíritu, hambriento de bondad y sediento de la vida de Dios. El ayuno nos despierta, nos hace estar más atentos a Dios y al prójimo, inflama nuestra voluntad de obedecer a Dios, que es el único que sacia nuestra hambre.

            Querría que mi voz traspasara las fronteras de la Iglesia Católica, para que llegara a todos ustedes, hombres y mujeres de buena voluntad, dispuestos a escuchar a Dios. Si se sienten afligidos como nosotros, porque en el mundo se extiende la iniquidad, si les preocupa la frialdad que paraliza el corazón y las obras, si ven que se debilita el sentido de una misma humanidad, únanse a nosotros para invocar juntos a Dios, para ayunar juntos y entregar juntos lo que podamos como ayuda para nuestros hermanos.

El fuego de la Pascua

            Invito especialmente a los miembros de la Iglesia a emprender con celo el camino de la Cuaresma, sostenidos por la limosna, el ayuno y la oración. Si en muchos corazones a veces da la impresión de que la caridad se ha apagado, en el corazón de Dios no se apaga. Él siempre nos da una nueva oportunidad para que podamos empezar a amar de nuevo.

            Una ocasión propicia será la iniciativa «24 horas para el Señor», que este año nos invita nuevamente a celebrar el Sacramento de la Reconciliación en un contexto de adoración eucarística. En el 2018 tendrá lugar el viernes 9 y el sábado 10 de marzo, inspirándose en las palabras del Salmo 130,4: «De ti procede el perdón». En cada diócesis, al menos una iglesia permanecerá abierta durante 24 horas seguidas, para permitir la oración de adoración y la confesión sacramental.

            En la noche de Pascua reviviremos el sugestivo rito de encender el cirio pascual: la luz que proviene del «fuego nuevo» poco a poco disipará la oscuridad e iluminará la asamblea litúrgica. «Que la luz de Cristo, resucitado y glorioso, disipe las tinieblas de nuestro corazón y de nuestro espíritu»,[7] para que todos podamos vivir la misma experiencia de los discípulos de Emaús: después de escuchar la Palabra del Señor y de alimentarnos con el Pan eucarístico nuestro corazón volverá a arder de fe, esperanza y caridad.

            Los bendigo de todo corazón y rezo por ustedes. No se olviden de rezar por mí.

Vaticano, 1 de noviembre de 2017   
Solemnidad de Todos los Santos

 

FRANCISCO

__________________________

 

[1] Misal Romano, I Dom. de Cuaresma, Oración Colecta.      
[2] «Salía el soberano del reino del dolor fuera de la helada superficie, desde la mitad del pecho» (Infierno XXXIV, 28-29). 
[3] «Es curioso, pero muchas veces tenemos miedo a la consolación, de ser consolados. Es más, nos sentimos más seguros en la tristeza y en la desolación. ¿Sabéis por qué? Porque en la tristeza nos sentimos casi protagonistas. En cambio en la consolación es el Espíritu Santo el protagonista» (Ángelus, 7 diciembre 2014).
[4] Núms. 76-109.               
[5] Cf. Benedicto XVI, Enc. Spe salvi, 33.    
[6] Cf. Pío XII, Enc. Fidei donum, III.           
[7] Misal Romano, Vigilia Pascual, Lucernario.

16/02/2018 18:34 Paso Celeste Semana Santa 2018 No hay comentarios. Comentar.

MIERCOLES DE CENIZA, TIEMPO DE CUARESMA.

20180214114504-miercoles-ceniza-peru-catolico.jpg
Del Evangelio según San Mateo
 "Mateo, 6 1. «Cuidad de no practicar vuestra justicia delante de los hombres para ser vistos por ellos; de lo contrario no tendréis recompensa de vuestro Padre celestial. 2. Por tanto, cuando hagas limosna, no lo vayas trompeteando por delante como hacen los hipócritas en las sinagogas y por las calles, con el fin de ser honrados por los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. 3. Tú, en cambio, cuando hagas limosna, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha; 4. así tu limosna quedará en secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará. 5. «Y cuando oréis, no seáis como los hipócritas, que gustan de orar en las sinagogas y en las esquinas de las plazas bien plantados para ser vistos de los hombres; en verdad os digo que ya reciben su paga. 6. Tú, en cambio, cuando vayas a orar, entra en tu aposento y, después de cerrar la puerta, ora a tu Padre, que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará."
"16. «Cuando ayunéis, no pongáis cara triste, como los hipócritas, que desfiguran su rostro para que los hombres vean que ayunan; en verdad os digo que ya reciben su paga. 17. Tú, en cambio, cuando ayunes, perfuma tu cabeza y lava tu rostro, 18. para que tu ayuno sea visto, no por los hombres, sino por tu Padre que está allí, en lo secreto; y tu Padre, que ve en lo secreto, te recompensará."
INICIO DE LA CUARESMA E IMPOSICIÓN DE LA CENIZA
PARROQUIA NTRA. SRA. DE LA ENCARNACIÓN DE TABERNAS

- 10:00H Santa Misa e Imposición de la Ceniza. 
- 17:00H Imposición de la Ceniza (catequesis). 
- 19:00H Imposición de la Ceniza.

14/02/2018 11:45 Paso Celeste Semana Santa 2018 No hay comentarios. Comentar.

SOLEMNES CULTOS RELIGIOSOS EN HONOR DE SAN SEBASTIAN

20180117125929-26840882-1543139579115342-8930134013243059481-o.jpg

SOLEMNES CULTOS RELIGIOSOS EN HONOR DE SAN SEBASTIAN

 

 

SANTO PATRÓN DE LA VILLA DE TABERNAS

 

AÑO MMXVIII

 

Que la Parroquia de Tabernas consagra en Honor y Gloria de su Santo Patrón, San Sebastián, con motivo de su Festividad, dando comienzo en la tarde del 18 de enero y extendiéndose solemnemente hasta el domingo 21 del mismo mes.

 

oooOooo oooOooo oooOooo

 

 

SOLEMNE TRIDUO

 

Desde el JUEVES 18 al SABADO 20 de enero: Solemne Triduo en Honor a Nuestro Santo Patrón, San Sebastián, en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación. Comenzará con el rezo del Santo Rosario, seguidamente ejercicio de Triduo y finalizará con la celebración de la Santa Misa cada día. Predicará la Palabra de Dios el Rvdo. Sr. Cura Párroco D. Felipe de Mendoza Alemán.

 

oooOooo oooOooo oooOooo

 

SANTA MISA Y SOLEMNE PROCESIÓN DE ALABANZA

 

Domingo 21 de enero, a las 12:30 horas:

  • Repique general de campanas y disparo de cohetes anunciando la celebración de la Festividad en Honor a Nuestro Santo Patrón.
  • Rezo del Santo Rosario en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación.
  • Santa Misa en Honor a Nuestro Santo Patrón, San Sebastián, en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación.  Al finalizar canto del Himno. Predicará la Palabra de Dios el Rvdo. Sr. Cura Párroco D. Felipe de Mendoza Alemán. Canta Coro Taray.
  • A continuación, Solemne Procesión de Alabanza a la Imagen de Nuestro Santo Patrón, San Sebastián, acompañado por la Banda de Música y presidido por las Autoridades Civiles y Religiosas. A la llegada a su Ermita se realizará una breve alocución y la Imagen de San Sebastián quedará expuesta durante el día en su interior.

 

RECORRIDO PROCESIONAL: Salida Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación, Glorieta de España, Plaza J. Bellver, C/ Miguel Solves, C/ Torre, Avda. de las Angustias, Avda. Andalucía, Calle Tesoro, C/ San Sebastián, Entrada Ermita de San Sebastián.

 

oooOooo oooOooo oooOooo

 

NOTAS DE INTERÉS

 

Ø Desde el JUEVES 18 hasta el DOMINGO 21 de enero, Nuestro Santo Patrón se encontrará expuesto en Solemne Altar de Cultos en la Iglesia Parroquial de Nuestra Señora de la Encarnación para todas aquellas personas que quieran presentarle sus oraciones.

 

Ø Se pide a los vecinos de Tabernas que engalanen sus calles, plazas y balcones para el paso de Nuestro Santo Patrón en Solemne Procesión.

 

oooOooo oooOooo oooOooo

 

PROGRAMACIÓN Y GALERÍA FOTOGRAFÍA

17/01/2018 12:59 Paso Celeste Actividades y Otros No hay comentarios. Comentar.

SANTA Y GLORIOSA NAVIDAD Y VENIDERO AÑO 2018

20171226120456-20160104104319-1918485-10206880131459650-5200997321945918360-n.jpg

(Nacimiento en la Ermita de Ntra. Sra. de las Angustias, 2015.)

 

"Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre nosotros, y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre, lleno de gracia y de verdad." Juan, 1:14

 

La Cofradía de Ntra. Sra. de las Angustias, Patrona de Tabernas, y el Stmo. Cristo de la Agonía os desea una Santa y Gloriosa Navidad y Venidero Año 2018 en Cristo Jesús.

 



26/12/2017 12:04 Paso Celeste Actividades y Otros No hay comentarios. Comentar.

INFORMACIÓN PARROQUIAL, HORARIOS

20171226111711-img-3835.jpg

PARROQUIA DE NTRA. SRA. DE LA ENCARNACIÓN

VILLA DE TABERNAS

NAVIDAD 2017-2018



- 24Diciembre, Nochebuena: Misa del Gallo 00:00h



- 25Diciembre, Navidad: Solemnidad de la Natividad del Señor 19:00h



- 31Diciembre, Nochevieja: Fiesta de la Sagrada Familia 19:00h



- 1Enero, Año nuevo: Solemnidad de Santa Maria, Madre de Dios 19:00h



- 6Enero, Reyes: Solemnidad de la Epifanía del Señor 19:00h

26/12/2017 10:54 Paso Celeste Actividades y Otros No hay comentarios. Comentar.

FESTIVAL NAVIDEÑO PARROQUIAL

20171226112724-25627165-1802494443095711-2478797208061903427-o.jpg

La Parroquia de Ntra. Sra. de la Encarnación de esta Villa de Tabernas

y en su nombre el

Rvdo. Sr. Cura Párroco D. Felipe de Mendoza Alemán

 

Saluda

 

A la COFRADÍA DE NUESTRA SEÑORA DE LAS ANGUSTIAS, SANTÍSIMO CRISTO DE LA AGONÍA Y EL TRASLADO DE JESÚS y tiene el honor de invitarle al Festival Navideño organizado por los distintos grupos de catequesis, que se celebrará el próximo viernes 22 de diciembre a las 19:00h. en la Parroquia.

 

 

Aprovecha la ocasión para manifestarle el testimonio de su consideración más distinguida.

 

 

En Tabernas, a 18 de diciembre del año de 2017.

26/12/2017 10:46 Paso Celeste Actividades y Otros No hay comentarios. Comentar.

STMA. VIRGEN INTERCEDE POR TUS FIELES DIFUNTOS

20171226101354-img-4729.jpg

Alivio y descanso tengan las benditas almas, que por intersección de la Santísima Virgen de las Angustias y la misericordia de Dios Padre descansen en paz.

 

 

Misa día 1 de noviembre, Solemnidad de todos los Santos:


19:00 Tabernas (Parroquia).

 

Misas día 2 de noviembre, Conmemoración de los Fieles Difuntos:


17:00 Tabernas (Cementerio).
19:00 Tabernas (Parroquia).

26/12/2017 10:13 Paso Celeste Actividades y Otros No hay comentarios. Comentar.

TOMA DE POSESIÓN DEL NUEVO PÁRROCO DE TABERNAS, D. FELIPE DE MENDOZA ALEMÁN

20171016131624-don-felipe-de-mendoza-aleman-diacono-tijola.jpg

En una Solemne Eucaristia, el pasado 13 de octubre tomaba posesión como nuevo párroco de Tabernas el Rvdo. Sr. D. Felipe de Mendoza Alemán. Nos llena de alegria su llegada y deseamos sea fructifera su estancia entre nosotros.

Que por medio de sus enseñandas nos veamos fortalecidos en la fe de Cristo y la Santísma Virgen.

¡BIENVENIDO!

 

HORARIOS DE MISA:

- MARTES: 19:00H

- MIERCOLES: 10:00H

- JUEVES: 19:00H

- VIERNES: 19:00H

- SABADO: 19:00H

- DOMINGO: 13:00H MISA DE LOS NIÑOS

 

CONFESIONES:

- MIERCOLES: 10:30H

- VIERNES: 18:00H

 

DESPACHO PARROQUIAL:

- MARTES: 19:30H

- SABADO: 19:30H

 

APERTURA DEL TEMPLO:

- DE LUNES A SÁBADO: 10:00H A 13:00H Y DE 17:00H A 20:00H

16/10/2017 13:16 Paso Celeste Actividades y Otros No hay comentarios. Comentar.

SOLEMNIDAD DE LA DIÓCESIS DE ALMERÍA EN HONOR A LA STMA. VIRGEN DEL MAR, PATRONA DE ALMERÍA

20170831105054-img-1192.jpg

Con motivo de la Feria y Fiestas Patronales de Almería participamos en la Solemnidad de la Stma. Virgen del Mar, Patrona de la Ciudad. Acudimos a los Cultos programados en su honor participando activamente en la Solemne Procesión de Alabanza del día 29 de agosto.

31/08/2017 10:50 Paso Celeste Actividades y Otros No hay comentarios. Comentar.


Blog creado con Blogia. Esta web utiliza cookies para adaptarse a tus preferencias y analítica web.
Blogia apoya a la Fundación Josep Carreras.

Contrato Coloriuris